Taller Luz de Luz

Queridos amigos y familias,

tenemos el placer de comunicaros que los próximos sábado 16 y domingo 17 de abril tendrá lugar en la Escuela Reggio el taller “Luz de Luz“.

Organizado por nuestros talleristas Silvia Alcaraz y Oscar Celis, es un taller para familias con niños y niñas desde que caminen hasta los 10 años.

Dos pases al taller: uno de 11:00 a 12:00 y otro de 12:30 a 13:30. El aforo está limitado, para reservar tu entrada rellena este formulario.

Precio: 5 € por persona.

¿Qué es Luz de Luz?

luz de luz

Es un espacio donde los niños y niñas, en compañía de sus familias, juegan, investigan, experimentan y exploran todas las posibilidades que la luz les ofrece.

Es un espacio donde caben todos, pequeños y grandes, padres y madres, abuelos y abuelas…, es un lugar de encuentro donde diferentes generaciones pueden estar, pueden ser, pueden sentir.

DSC_0030

La luz es un elemento cotidiano, que marca nuestras vidas, que mueve nuestras emociones y sobre la que los niños y niñas se interrogan ya desde muy temprana edad.

Luz y ciencia

A través de la exploración libre de las diferentes propuestas, los niños y niñas pueden investigar y experimentar las múltiples posibilidades que la luz les ofrece.  Pueden preguntarse, interrogarse, establecer todo tipo de hipótesis, todo un método científico puesto al servicio del juego, herramienta fundamental con la que ellos y ellas se desenvuelven.

La magia de la luz

Luz de Luz es un espacio para el asombro, para la curiosidad y para la creatividad.  La luz es la protagonista principal de todas las propuestas, pero también otros elementos de nuestro día a día que con tan solo un rayo de luz se convierten en “preciosos”: piedras, arena, agua, formas de diferentes colores y tamaños… A través de la manipulación de estos objetos podrán volver a descubrirlos. Descubrir su nuevo aspecto, con luz y ausencia de luz, cómo se modifican sus colores y sus formas, haciendo visible lo a veces invisible.

DSC_0029

La luz emociona

La luz mueve nuestras emociones.  Porque ya sabemos que no es lo mismo un día nublado que un día soleado, porque no es lo mismo una luz brillante que una sin brillo.  La luz nos permite ver los objetos, descubrirlos, los alumbra y nos alumbra, nos clarifica, nos ilustra.  No es casualidad que los grandes pintores dedicaran tiempo y tiempo a iluminar sus obras, porque ellos pretendían emocionarnos para siempre y por eso sus creaciones han perdurado en el tiempo.

Los rayos de luz embellecen los objetos y también nos embellecen a nosotros, por dentro y por fuera.  Los haces de luz entran por nuestros ojos, dándoles brillo, y por nuestros poros, erizando nuestra piel.  Los niños y niñas son todo sensaciones y que mejor que vivirlas al lado de los que más les quieren.  Thomas Edison atrapó la luz en una bombilla y nosotros os la presentamos en este espacio cuidado y pensado para que todos y todas podáis emocionaros.

 

Reserva tus entradas a través de este formulario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *